Autor Tema: Seis valores en los que confiar a largo plazo.....  (Leído 508 veces)

Whitehall

  • Bolsa - Corredor de fondo
  • ***
  • Mensajes: 465
    • Ver Perfil
Seis valores en los que confiar a largo plazo.....
« en: 29 de Enero de 2011, 07:53:19 »
29.01.2011 Carmen Rosique 1
Estas compañías cumplen un doble atractivo: sostenibilidad en un largo periodo de tiempo, al superar la rentabilidad mínima exigida por el inversor, y perspectivas de revalorización de más del 15%.

 
Hay empresas que suben o aumentan de valor en bolsa, pero no todas crean valor para sus accionistas. Las que sí que logran este reto son pocas, sobre todo en años bajistas, como 2010, y son el maná del inversor. En la última década (entre 2001 y 2010), en la que el Ibex ha caído un 15,31%, sólo seis compañías de la bolsa española han conseguido crear valor para sus accionistas. Se trata de Inditex, ACS, Red Eléctrica, Endesa, Ferrovial e Iberdrola, que han generado casi 25.000 millones, según un estudio realizado para EXPANSIÓN por Francisco López Lubián, profesor del Finanzas de IE Business School.

Para que una empresa cotizada genere valor tiene que superar la rentabilidad mínima exigida por el inversor teniendo en cuenta lo que hubiera obtenido con activos libres de riesgo (en el periodo ha rondado el 5%), considerando la prima de riesgo del mercado (alrededor del 4%) y la volatilidad de cada compañía (desviación del precio respecto a lo que hace el índice de referencia).

A la hora de calcular el aumento de valor se tiene en cuenta cómo estaba la capitalización de la compañía en el momento de la inversión, a lo que se suman los dividendos y otros pagos que recibe el accionista a lo largo de su inversión. Después se resta el desembolso que ha tenido que hacer el accionista por ampliaciones de capital y las obligaciones convertibles. Cuando el aumento de valor supera la rentabilidad mínima exigida hay creación de valor.

Inditex
Es uno de los valores estrella, ya que ha liderado el ránking de 2010 y también de la década. El último año, cuando subió en bolsa un 31,62%, creó más de 7.100 millones de euros de riqueza para sus accionistas. En la década la cifra supera los 12.360 millones (ver ilustración). El estudio refleja que la compañía ha obtenido una rentabilidad económica (es la tasa interna de rentabilidad que hubiera obtenido un accionista que hubiese comprado el 100% de la empresa el 1 de enero de 2001 y lo hubiese vendido el 31 de diciembre de 2010, con los flujos recibidos y los que ha tenido que desembolsar) del 16% en el periodo, superando el 8,2% que es la rentabilidad mínima exigida por los inversores.

Compensó el riesgo asumido, según López Lubián. La empresa textil, que marcó máximo histórico en diciembre, por encima de 63 euros, ha flojeado desde que presentó resultados a mediados de ese mes. Tras la escalada bursátil algunos expertos limitan su potencial al 13%. Otros, como el departamento de análisis de BBVA, valoran sus títulos en 70 euros, un 21,5% por encima de su cotización actual.

Consulte todos los charts de Hódar en Expansión en Orbyt
EXPANSIÓN EN ORBYTACS
Ha creado valor en 2010 (131,48 millones) y en la década (6.801 millones). Llama la atención, ya que el sector de la construcción está en el foco del mercado. Ha generado una rentabilidad del 24,2%, cuando el retorno mínimo exigido por el inversor era del 8,2%, afirma López Lubián.

La constructora, que cotiza entre un 7% y un 14% por debajo del precio objetivo fijado por los analistas, acumula recomendaciones dispares. Caja Madrid es optimista y aconseja acumular; y Santander mantener los títulos.

Ferrovial
Dentro del sector, Ferrovial destaca en la fotografía de la década, al generar más de 470 millones de euros y una rentabilidad económica del 14,49%, cuando el mínimo reclamado por el inversor fue del 9,8%. Aunque en 2010, tras caer en bolsa el 3,15%, ha destruido valor por casi 660 millones de euros, tiene un potencial alcista del 20%, según la media de los expertos.

 
 En 2011, la compañía ha empezado con fuerza y se revaloriza más del 16,3%, que le ha llevado a cotizar por encima de los 8,6 euros, su nivel más alto desde junio de 2008. Ferrovial acumula recomendaciones de compra de firmas nacionales e internacionales, que valoran positivamente los esfuerzos de reducción de deuda y su diversificación.

Eléctricas
El resto de empresas que conforman el selecto grupo que genera valor son eléctricas. Red Eléctrica y Endesa han aportado más de 2.000 millones e Iberdrola 146 millones. En estos casos han logrado una rentabilidad de entre el 8% y el 24% en los últimos diez años.

Red Eléctrica es la que cuenta con más consejos de compra por parte de los analistas y ofrece un potencial alcista del 12%, de media, y el 27% en el caso más optimista. Por su parte, Endesa, en máximos desde mayo de 2009, lucha por superar la cota de los 20 euros y su recorrido alcista está entre el 12% y el 17%. Iberdrola ha recuperado precios de abril de 2010 y genera opiniones dispares.

Una de las conclusiones que extrae López Lubián de este estudio es que la historia demuestra que las empresas que se dedican a negocios considerados más aburridos, como el eléctrico, al final dan menos sustos a los accionistas y son más rentables.

‘Blue chips’
La cara amarga de la década la presentan los grandes valores y los bancos. BBVA es el que más valor destruye, al superar los 50.000 millones, seguido de Santander, que supera los 35.000 y Telefónica, con más de 25.000 millones (ver ilustración). El primero obtuvo una rentabilidad negativa del 3,09% en la década, cuando la mínima esperada era del 10,6%. En el caso de Santander y la operadora, con rentabilidades del 3,7%, para crear valor tendrían que haber ofrecido una rentabilidad del 9,8% y el 8,2% respectivamente. “Los buenos años no compensan la destrucción de los malos”, advierte.

“La banca está demostrando que es muy volátil, cada vez más, porque ha dejado de ser un negocio aburrido. Ahora el riesgo operativo de los negocios de estos bancos es muy alto. En la década han pasado por dos fases, una de boom y otra de antiboom. Lo que han jugado a ser más conservadores no han destruido tanto valor”, añade.

Un mal año
Precisamente, los dos grandes bancos y Telefónica fueron las empresas que más valor destruyeron el último año (ver ilustración). Ha sido la tendencia general, en un año en el que la bolsa española bajó más del 17%. Según el estudio llevado a cabo por López Lubián sobre 95 cotizadas de la bolsa española, en 2010 sólo 29 crearon valor. La rentabilidad promedio fue del -5,9%, cuando la rentabilidad mínima para no destruir valor fue del 5,4%, según Lubián.

En total se destruyeron 104.753 millones de euros. Del Ibex sólo hay ocho representantes rentables: Inditex, Criteria, Repsol, Iberia, Técnicas Reunidas, OHL, Ebro y ACS, por este orden, que crearon entre 131 millones y 7.100 millones. Se trata de las compañías que más se revalorizaron el año pasado, entre el 1,33% de ACS y el 68,25% de Iberia.

La destrucción de valor del conjunto de las empresas del índice fue de 94.559 millones.

Repsol, que ha creado más de 1.700 millones, es uno de los valores de la bolsa más recomendados, debido al buen comportamiento del precio del petróleo. Los analistas también confían en OHL, que generó 300 millones, por su buena posición en mercados emergentes y la poca exposición a España. La apuesta internacional de Técnicas Reunidas también apoya las recomendaciones de los analistas.

Distorsiones
López Lubián advierte a los inversores de la distorsión, cada vez mayor, que hay en la información contable de las empresas. Asegura que el ROE (retorno sobre activos) promedio de las grandes compañías cada vez está más alejado de la rentabilidad económica (tasa interna de rentabilidad), que es más fiable.

“No hay que caer en la miopía de la contabilidad”, alerta. Si un accionista se hubiera dejado llevar por el ROE a la hora de invertir, habría puesto su dinero en Telefónica, con un promedio anual del 22%, pero la realidad es que su rentabilidad económica ha sido del 3,73% en la década, que no alcanza el mínimo exigido por el inversor, según López. “No es lógico que empresas con un ROE promedio del 22% estén destruyendo valor”, afirman.

El docente critica que las empresas se dejan guiar por la presión del cortoplacismo. Cree que la retribución de los directivos debería ligarse al largo plazo. Propone que cobren incentivos sólo los que crean valor para los accionistas.

 
 Pequeñas joyas del parqué
El 48% de la bolsa española está compuesta por valores con una capitalización bursátil inferior a los 500 millones de euros. Entre estas empresas hay auténticas joyas para el accionista por su rentabilidad. Entre las que crearon más de 100 millones de valor en 2010 estuvieron Viscofan, Prosegur, Jazztel, Duro Felguera, Cie Automotive, Sol Meliá y Codere.

Viscofan, empresa dedicada a la fabricación de envolturas para alimentación, fue el segundo mejor valor de la bolsa por revalorización, con un alza del 63,71%, y aún sigue muy recomendado por los analistas. Goldman Sachs, por ejemplo, es de los más optimistas y cree que tiene un potencial alcista superior al 35%. También hay mucho optimismo en torno a Jazztel, por la mejora de su negocio, lo que hace que la media de los expertos valoren sus títulos por encima de 4,20 euros, un 12% más que su precio actual. Y eso que la cotización vive su mejor momento desde mayo de 2007.

Cie Automotive está en máximos desde septiembre de 2008, pero los pocos analistas que cubren el valor creen que todavía es interesante comprar títulos. La que ha despertado en el parqué es la empresa del juego Codere, en su cota más alta desde 2008, y acumula una batería de buenas recomendaciones en los últimos meses. Por su parte Prosegur, que se anotó el 25,45%, podría haber agotado ya su potencial, al igual que Duro Felguera y Sol Meliá. La empresa de ingeniería podría ser interesante como inversión a largo plazo, pero comprando cuando cae la acción.

http://www.expansion.com/2011/01/28/mercados/1296253442.html