Autor Tema: ¿Ha muerto la Bolsa de siempre? Deberían repensar el viejo mantra de inversión “  (Leído 614 veces)

bols

  • Bolsa - Caminante foril
  • **
  • Mensajes: 141
    • Ver Perfil
¿Ha muerto la Bolsa de siempre? Deberían repensar el viejo mantra de inversión “comprar y conservar”


"Eso es lo que dicen los sabios, como leerán a continuación. La Bolsa tradicional lleva enterrada muchos años. Los primeros en enterrar los hábitos, métodos y costumbres ancestrales fueron los anglosajones. Luego, les seguimos el resto del mundo ¿Es la Bolsa un casino? Con frecuencia se parece a una inmensa sala de juego a nivel mundial. Pero ¿qué fue la Bolsa, como la entendimos los más viejos del lugar? Algunas acepciones: La Bolsa de Valores es una organización privada que brinda las facilidades necesarias para que sus miembros, atendiendo los mandatos de sus clientes, introduzcan órdenes y realicen negociaciones de compra y venta de valores, tales como acciones de sociedades o compañías anónimas, bonos públicos y privados, certificados, títulos de participación y una amplia variedad de instrumentos de inversión...Las bolsas de valores fortalecen al mercado de capitales e impulsan el desarrollo económico y financiero en la mayoría de los países del mundo, donde existen en algunos casos desde hace siglos, a partir de la creación de las primeras entidades de este tipo creadas en los primeros años del siglo XVII..."

"La institución Bolsa de Valores, de manera complementaria en la economía de los países, intenta satisfacer tres grandes intereses:

El de la empresa, porque al colocar sus acciones en el mercado y ser adquiridas por el público, obtiene de ésta el financiamiento necesario para cumplir sus fines y generar riqueza.
El de los ahorristas, porque se convierten en inversionistas y en la medida de su participación pueden obtener beneficios por la vía de los dividendos que le reportan sus acciones.
El del Estado porque, también en la Bolsa, dispone de un medio para financiarse y hacer frente al gasto público, así como adelantar nuevas obras y programas de alcance social.
Los participantes en la operación de las bolsas son básicamente los demandantes de capital (empresas, organismos públicos o privados y otras entidades), los oferentes de capital (ahorradores, inversionistas) y los intermediarios...Y muchas cosas más que no tienen que ver con la realidad", me dice uno de los grandes gestores de fondos nacionales.

 

Escribe STEVEN RUSSOLILLO en The Wall Street Journal que el rey de los bonos dice que las acciones están muertas. Bill Gross, cofundador y codirector general de inversión de Pimco, afirmó que quienes invierten en acciones deberían repensar el viejo mantra de inversión "comprar y conservar". Sostiene que los retornos anuales consistentes son cosa del pasado.

"El culto a las acciones está muriendo", escribió Bill Gross en su Perspectiva de Inversión de Agosto. "Como un álamo que solía ser verde que adquiere un tono sutil de amarillo y luego se vuelve rojo en el otoño de Colorado, las impresiones de los inversionistas sobre 'acciones a largo plazo' o cualquier plazo también se han vuelto más tenues".


Gross señala que las acciones han registrado una ganancia promedio anual de 6,6% en base ajustada por inflación desde 1912. Pero califica esa tasa de rendimiento como "anomalía histórica" que no es probable que sea duplicada en el futuro cercano, debido al crecimiento económico que se desacelera en todo el mundo.

Afirma Gross: "El retorno real de 6,6% ocultaba una falla de sentido común como la de una cadena de cartas o sí, una estafa de pirámide Ponzi. Si la riqueza o el PIB real sólo se crearan a una tasa anual de 3,5% durante el mismo período de tiempo, luego de alguna forma los accionistas deben estar quedándose con 3% de cada año. Si el PIB de una economía tan sólo puede brindar 3,5% más de bienes y servicios por año, ¿entonces cómo podría un segmento (accionistas) sacar una ganancia de forma tan consistente a expensa de los otros (prestamistas, trabajadores y gobierno)?".

Gross se pregunta cómo las acciones se pueden seguir apreciando a una tasa anual de 6,6% en esta "nueva" economía "normal", en la que el crecimiento del PIB se mantiene testarudamente bajo.

El PIB de EE.UU. en el segundo trimestre, publicado el viernes, creció a una tasa magra de 1,5%. Esa tasa de crecimiento está bien por debajo de los estándares históricos, y es en parte el motivo por el que la tasa de desempleo se mantiene estancada por encima de 8%.

"La pregunta legítima que deberían contestar los analistas de mercados, los pronosticadores del gobierno y los consultores de pensiones es cómo ese retorno de 6,6% realmente puede ser duplicado en el futuro dadas las condiciones iniciales actuales que históricamente jamás han sido más favorables para las ganancias corporativas", afirma Gross. Agrega que no puede, "a menos que se produzca un milagro de la productividad que se parezca a la magia de Apple".

Además de ser pesimista sobre las acciones, Gross también lo es sobre los bonos. "Lo que está a la vista es todo lo que hay en la mayoría de los casos en el mercado de bonos, así que los inversionistas que siguen tendencias probablemente se desilusionarán si miran la historia del mercado de bonos en los últimos 30 años en busca de salvación futura, en lugar de la mera supervivencia al nivel actual de tasas de interés", señala Gross.

Como los retornos previstos para acciones y bonos son menores, el estadounidense promedio es el gran perdedor en este nuevo panorama de inversión.

"La conclusión de sentido común es clara: si los activos financieros ya no funcionan para usted a una tasa bien por encima de la tasa de verdadera creación de riqueza, entonces debe trabajar más tiempo para ganar su dinero, sufrir una reducción de sus actuales posesiones y beneficios, o ambos", dice Gross.

Nos vemos en Twitter @MoisesssRomero

Moisés Romero