Autor Tema: FER 2011  (Leído 352 veces)

BF

  • Moderator
  • Bolsa - Corredor de fondo
  • *****
  • Mensajes: 12175
    • Ver Perfil
FER 2011
« en: 26 de Febrero de 2011, 14:21:44 »
Espejismos contables a falta de beneficios reales


El caso de TEF ha puesto en relevancia un tema que este año ha tomado gran importancia en las Cuentas de Resultados de las empresas del Ibex35.

Si analizamos los Estados financieros del año 2.010 de las empresas del Ibex35 (faltan 7 por publicarlos) vemos que los beneficios contables anunciados suman unos €48.200M, con un crecimiento interanual del 26% (cuando se publiquen los de las entidades que faltan, se calcula que el crecimiento anual sea el 22%, tras dos años de caídas).
Qué maravilla, qué cojo-corporaciones empresariales tenemos en el Ibex35 !!!,

Pues va a ser que no es oro todo lo que reluce.
Si nos fijamos en el crecimiento del beneficio operativo propiamente dicho, había sido que el crecimiento ha sido de cuasi empate técnico
.


¿Entonces… cómo se han multiplicado los panes y los peces?
Pues muy sencillo:
1.-gracias a las plusvalías extraordinarias realizadas (es decir, el beneficio realizado al vender un activo de la empresa a un precio superior).
Algo absolutamente correcto, pues, en efecto, se ha realizado un activo que se tenía (normalmente no estratégico operativamente), ingresando en la empresa el resultado de la transacción,

2.-y gracias a un espejismo de ingeniería aplicada en forma de apuntes contables extraordinarios que no suponen movimiento real monetario, pero que han resultado decisivos para que el beneficio se dispare.
Una nueva modalidad introducida por un cambio de las normas de contabilidad que conlleva apuntes multimillonarios sin que en realidad se materialice ninguna plusvalía, que consiste en revalorizar contablemente el conjunto del activo que todavía se conserva al mismo precio que la parte comprada o/y vendida.


Veamos un doble caso concreto:
.) yo tengo 19 de los 20 papeles que en conjunto representan un bien, y vendo –a precio superior al que me costó- algunos de ellos pues no me hacen falta para seguir teniendo el control absoluto del bien … consecuentemente, tengo una plusvalía real monetaria y contable en aquellos papeles que he vendido, pero, ADEMÁS...
.)yo tengo 9 de los 20 papeles que en conjunto representan un bien, y compro –a precio superior- alguno de los papeles que me faltan para tener una participación de control absoluto de dicho bien … consecuentemente, monetariamente sólo he aumentado mi activo a cambio de rebajar otro activo (cash) o aumentar el pasivo (deuda), pero, ADEMÁS...
--->
..)en ambos casos, la nueva normativa me permite regularizar el valor contable de los papeles que tenía y sigo teniendo al mismo precio al que he comprado o vendido los que he realizado/adquirido.


Como ven, no es un apunte que refleje un movimiento real monetario.
Es simplemente una creatividad contable
.
JAMAS dicho incremento contable debe incluirse en la Cuenta de Resultados del ejercicio pues nada se ha materializado en el mismo.
Dicha normativa (cuya validez no discuto, aunque tiene MUCHOS críticos) debería ser tajante en que afectara directamente al patrimonio de la entidad, a los recursos propios contables de la misma, PERO sin pasar por la cuenta de resultados.

Desgraciadamente no está ocurriendo así en España.
Las entidades han descubierto el invento, y se han dedicado a utilizarlo de manera masiva para ocultar la pobre realidad operativa
.

Ya señalamos el caso de TEF (ver “Cuidado con TEF – Confirmación” en http://operarbolsa.blogspot.com/2011/02/cuidado-con-tef-confirmacion.html), quien gracias a esta ingeniería contable se ha permitido el lujo de revalorizar en unos €3.800M el otro 50% que ya tenía al mismo precio al que compró a Portugal Telecom el 50% de Brasilcel, la sociedad que controlaba Vivo).
Pero no es una excepción: también REP (ha revalorizado la participación en su filial brasileña tras dar entrada en ella a la china Sinopec: sin vender, ha podido apuntarse €2.700M en plusvalías).
Otro caso impactante ha sido FER, quien vendió un 10% de su autopista canadiense 407 ETR, pero el beneficio neto no fue tanto por la parte que vendió (€467M) como por el 43,23% que retuvo, que se ajustó a valor de mercado generando un resultado neto de €2.005M.
Y hay otros más.

Todos ellos contrastan con lo realizado por SAN, entidad que también ha tenido importantes plusvalías en las OPVs que ha realizado de pequeñas participaciones de sus filiales brasileña y chilena (y en la compra que hizo al BofA en el 25% de su filial mexicana).
En todas ellas ha actualizado contablemente el valor de sus participaciones … PERO lo ha hecho SIN incluir esas plusvalías contables a través de su Cuenta de Resultados: esa plusvalía ha sido directamente contabilizada como resultado extraordinario, sumando los recursos propios, y aplicada a provisiones extraordinarias.


Expongo públicamente esta observación porque considero que tales hechos
1.-Engañan descaradamente a los incautos accionistas, quienes pueden simplemente leer el titular, creyendo su contenido, sin saber la realidad.
2.-Abren la puerta a potenciales hechos gravemente fraudulentos (venta ficticia de una parte pequeña de algo a precio inflado, para poder contabilizar todo el resto a ese precio inflado, aumentando los "beneficios" del año) que podrían abultar los beneficios de las corporaciones empresariales, como ha ocurrido en escándalos recientes en otros lares del mundo mundial (el caso Enron es el más analizado en los business schools).

Mucho cuidado con los titulares de los media.

Saludos, que tengan un feliz fin de semana (cuasi primaveral en la terreta),


http://operarbolsa.blogspot.com/2011/02/espejismos-contables-falta-de.html