Autor Tema: Aclaraciones terminológicas del AFDR  (Leído 575 veces)

BF

  • Moderator
  • Bolsa - Corredor de fondo
  • *****
  • Mensajes: 12175
    • Ver Perfil
Aclaraciones terminológicas del AFDR
« en: 21 de Agosto de 2010, 18:10:23 »
Aclaraciones terminológicas del AFDR
14 de agosto del 2010

Los mercados financieros marcan permanentemente un precio a los activos financieros considerados “sin riesgo”, que son los emitidos por los Estados soberanos.
Estos mercados tienen un volumen y una importancia subyacente que son la base de todos los otros mercados financieros, y su evolución afecta necesariamente a los otros dos macro mercados de activos financieros:
*el que marca la evolución del precio de intercambio de las valutas de las naciones,
*y el que marca la evolución de los precios de los activos de renta variable
.

La medida base de los mercados financieros de activos “sin riesgo” es el yield o rentabilidad anual de los mismos en cada momento, que nada tiene que ver con el interés nominal con el que hayan sido emitidos, y que necesariamente varía en cada momento según sea el plazo de vivencia del activo hasta su vencimiento.
En principio, el yield de los activos soberanos “sin riesgo” a corto plazo (tradicionalmente desde el overnight al de tres meses) tiene mayor conexión con el mercado de las valutas o forex, mientras que el yield de los activos soberanos “sin riesgo” a largo plazo (tradicionalmente 10 años) es el que mayor conexión tiene con los activos financieros de renta variable.

La vida económica siempre ha aplicado al yield base de los activos soberanos “sin riesgo” con 10 años de vivencia una tasa adicional por el concepto del riesgo suplementario al elegir un activo no soberano.
Esa tasa adicional de riesgo varía según sea la etapa específica en la que se encuentre el ciclo económico nacional o global.

En las etapas tradicionales siempre se ha considerado como media histórica una tasa de riesgo del 2,5% adicional.
Dicha tasa de riesgo adicional siempre se ha considerado la correcta en la perspectiva conservadora.
Dicha tasa de riesgo se elevaba un 50% (3,75%) si aplicábamos una perspectiva pesimista, o se rebajaba el mismo 50% (1,25%) en la perspectiva optimista.

Si la etapa específica en la que se encuentra el ciclo económico nacional o global empeoraba a otra recesiva, lógicamente aumenta la tasa de riesgo que debe aplicarse. En estas etapas recesivas se considera que la tasa de riesgo aplicable en la perspectiva conservadora es la que tradicionalmente se aplicaba para la perspectiva pesimista (3,75%), aumentando hasta el doble de la tasa tradicional (5%) si aplicamos la perspectiva pesimista.

Lógicamente, cuando la tasa de riesgo sea superior a la pesimista de las etapas recesivas de los ciclos económicos SOLO puede justificarse porque la situación económica global se encuentre en un crash depresivo absolutamente histórico.
De hecho, hasta ahora, en la Historia moderna sólo ha ocurrido en la llamada Gran Depresión Económica que empezó en 1929, y en la Gran Depresión Financiera que explotó en el 2007.
Para esas etapas del ciclo económico universal no caben medidas ni conceptos de la Ciencia Económica que puedan aplicarse: sólo Don Pánico y Doña Histeria rigen la vida económica de los ciudadanos del mundo.

Las tasas de riesgo que estamos considerando en los AFDR que calculamos desde hace tres años son las aplicables a las etapas RECESIVAS del ciclo económico universal.
A pesar de que sea una increíble paradoja.
Pues la realidad de los hechos es que el mundo NO está en recesión económica
.
Los datos fehacientes demuestran que el mundo progresa económicamente en su conjunto.
Incluso progresa MAS que lo ha hecho tradicionalmente.
Es evidentemente una crisis global financiera y no económica, centrada especialmente en algunas naciones del mundo.
La realidad es que ese progreso económico se ha debido esencialmente a la explosión universal causada por la globalización industrial y comercial, que ha hecho posible que naciones y zonas del mundo hasta ahora cuasi inexistentes a efectos económicos, hayan dado una salto cuantitativo que nunca nadie había realizado en el pasado.
Por el contrario, los países y naciones llamados desarrollados, que son los que han sufrido el crash financiero, sí han tenido un shock depresivo que llevó al mundo entero al borde del abismo económico general.
Y como los mercados económicos financieros globales dependen todavía de esos países que han sufrido/están sufriendo la mencionada Gran Depresión Financiera, no es descabellado que el AFDR que se aplique sea el correspondiente a las etapas recesivas.

Y por ello, mientras dure la actual situación, seguiremos considerando como perspectiva pesimista (que coincide con la correspondiente a las etapas depresivas de los ciclos económicos) aquella que implique una tasa de riesgo superior al 5%. 
Y seguiremos llamando perspectiva conservadora (que coincide con la perspectiva pesimista de las etapas económicas tradicionales, que es la que estamos realmente viviendo desde un punto de vista real no financiero) a la que implique una tasa de riesgo superior al 3,75%.

Como es lógico, a esas tasas de riesgo aquí explicadas, siempre deberá añadirse la tasa adicional que corresponda a riesgos específicos genéricos o coyunturales que se deban a
*la calidad del activo a considerar (aquí hablamos de activos de renta variable prime, incluidos en los índices selectivos de los países correspondientes),
*y/o a la coyuntura específica que esté atravesando un sector económico o un país concreto.
Pero ello sería tema más que suficiente para otro informe.

Espero que esta aclaración disipe las dudas terminológicas que algunos amigos lectores/foreros me han trasladado.

Saludos,


http://operarbolsa.blogspot.com/2010/08/aclaraciones-terminologicas-del-afdr.html

BF

  • Moderator
  • Bolsa - Corredor de fondo
  • *****
  • Mensajes: 12175
    • Ver Perfil
Re: Aclaraciones terminológicas del AFDR
« Respuesta #1 en: 29 de Agosto de 2010, 15:07:59 »
Voy a intentar responder algunas preguntas de los estimados “Crash”, “wizardxyz”, “manugeo” y “Twinsen”, agradeciéndoles a todos ellos el interés que tienen respecto a este tema:

1.-Ponderación del yield de los activos “sin riesgo”
El yield de los activos soberanos “sin riesgo” lo obtengo ponderando debidamente la fuente de la financiación que tienen las entidades del Ibex, aunque sólo teniendo en cuenta el yield del bono local, el yield del bond norteamericano, y el yield del bund alemán.
Indudablemente el que más pesa es el yield del bono español pues aunque los activos/actividad/resultados estén mayoritariamente diversificados para las entidades del Ibex35 (el último dato es casi 54%), la realidad es que la financiación ajena que obtienen no lo está. Sólo las entidades muy poderosas tienen verdadera diversificación a este respecto. Por ello el yield del bono español pondera el 88% del total (tengo amigos del mercado que me ayudan a mejor determinar este punto).
El segundo que más pondera (9%) es el bond norteamericano, que influencia notablemente a toda Iberoamérica, donde nuestras empresas prime tienen una presencia líder.
El yield del bund pondera sólo marginalmente (sólo las entidades poderosas a nivel europeo/mundial se benefician de verdad).
En principio debería haber un componente para el yield del activo soberano de UK pues algo pesa para un trío de entidades “españolas” (SAN, FER, y, muy marginalmente TEF), pero para el conjunto no es significativo. Además no olvidemos que la “Old Lady” (alias el Banco Central) es muy profesional y sin ataduras con la UME, por lo que permanentemente actúa compaginando su yield con la inflación y la evolución de la libra respecto al € y al US$. Se puede perfectamente incluir en el componente “bund” o “bond”.

2.-El yield del Ibex35
Como siempre digo, para evitar consideraciones subjetivas, utilizo las previsiones financieras del consenso de los analistas especializados. Como todo el mundo, tengo mis preferidos, y no muy buena calificación de la mayoría de los analistas (o/Y de los intereses que buscan).
Por ello, como única manera de ser lo más objetico posible, desde hace años adopté la decisión de tomar los datos del consenso (Thomson/Reuters, FacSet, Bloomberg, según el caso más actualizado/amplio).
Reconozco que en general me ha dado buen resultado. Y procuro no expresar mi opinión al respecto (salvo mi preferencia de SAN sobre BBVA, que mantengo desde el 2007, y mi coyuntural desviación positiva/negativa respecto a TEF).
Pues bien, una vez obtenido el consenso del beneficio 2010 (el último dato es +8%interanual), y su correspondiente BPA10, se obtiene el PER10 de consenso que resulta para el conjunto ponderado de las entidades del Ibex35.
Como es comprensible, el “yield” del Ibex 35 no es ni más ni menos que, como bien expresan los analistas AFDR norteamericanos, la inversa del PER (si el PER es 8 veces, el yield será 12,5%; si el PER es 20 veces, el yield será 5%).

3.-Exposición bursátil
La exposición bursátil que tenga en cada momento es lo que llamo la “exposición bruta”.
Si hubiera derivados en ella, siempre tengo en cuenta su precio del subyacente: el riesgo/exposición real en cada momento.
La exposición bursátil tiene dos mitades: las inversiones y las posiciones.
Las inversiones son siempre en activos que el AFDR recomienda como excelente (yo pongo ***), cuya infravaloración intrínseca sea sobresaliente, y cuya diversificación internacional sea muy profunda. Las inversiones son sólo a medio y largo plazo, y raramente se cancelan. Siempre se realizan con una ponderación neutral (equivalente a la misma ponderación que tengan en el índice Ibex35).
Las posiciones son aquella exposición bursátil que lo son de manera más transitoria pues no cumplen todas y cada una de las condiciones señaladas para las inversiones.
Por supuesto siempre serán activos que el AFDR recomiende, aunque con menor intensidad (en estos momentos yo exijo **), pero por motivos de gestión activa o se quiere sobre ponderar (caso SAN desde hace tres años, que es un valor que amerita inversión, y, además, posición) o se desea infra ponderar (me ha ocurrido hasta hace poco con BBVA, y hay peligro de que me pueda ocurrir con TEF).
Es lógico que en momentos de dudas objetivas económicas o financieras (NO me estoy refiriendo a las coyunturas de Don Pánico o Doña Histeria), la posiciones no estén realizadas en su totalidad. Por ello, siempre hay un % del patrimonio financiero en liquidez. Por el contrario, en momentos de clara tendencia alcista, en los que los fundamentos económicos o financieros estén claros,  puede ocurrir que las posiciones superen su 50%, lo que significará que habrá una exposición bursátil superior al 100% del patrimonio financiero (es decir, se utilicen derivados de apalancamiento), a pesar de siempre tener un % de liquidez que permita el cash management apropiado.

4.-Tipo de cobertura 
Por diversos motivos (el más importante es que realmente puedo seguirlos más fiablemente, y tener más fácilmente la información adecuada … además de que, por ser “spanish”, considero que están más intrínsecamente infravalorados que los activos de otros mercados, aunque, los valores de mi exposición, de “spanish” tengan  menos del 40%), yo sólo opero con activos españoles. Y de mi exposición total (como me dice el AFDR), en estos momentos, el 80% está concentrado en SAN(+/-50%)+TEF(+/-20%)+BBVA(+/-10%).
Consecuentemente, mi cobertura debe ser española.
Yo no sé la experiencia real que tienen Vds. con los derivados españoles. Pero la mía es horrenda. La liquidez real es inexistente. El spread es demasié. Y el coste nada tiene de barato.
Consecuentemente, aunque reconozco que las opciones son en teoría un instrumento más oportuno para mi objetivo, la realidad es que siempre acabo volviendo al único que tiene una liquidez aceptable, un spread menos ruinoso, y un coste correcto (incluso su roll-over normalmente consigues que no te cueste pasta): el futuro del índice selectivo Ibex35 (y su mini), que, además guardan una buena relación con los riesgos de los activos de los que deseo cubrirme (por ejemplo, de hecho, en el año 2008 hubo una desviación negativa que me costó, pero en el 2009 ocurrió lo contrario, y en lo que va de año 2010, la pérdida media de la exposición real ha sido el 14,825% (sin incluir dividendos), mientras que el beneficio medio de la coberturas Ibex35 ha sido el 15,01%).

5.-Monto a cubrir
La cobertura la realizo NO porque tenga duda sobre la elección AF de la exposición bursátil. Permanentemente actualizo el AFDR para asegurar que la exposición bursátil es la correcta.
La cobertura la hago porque resulta que yo NO soy Don Mercado. Y, por los motivos que sean, a Don Mercado (es decir, a sus mandamases, manos fuertes, HFT, leones, o como quieran llamarlos) le puede dar la real gana de dar un precio ridículo al activo que yo he seleccionado.
Consecuentemente, la cobertura NO la hago teniendo en cuenta beneficio/pérdida latente que tenga en cada momento en los activos que deseo cubrir. La hago por el monto de la exposición. Es decir, si digo tener una cobertura del 20%, significa que estoy cubriendo el 20% de mi exposición bursátil.
Lógicamente, si el mercado está en clara tendencia alcista, no tengo cobertura alguna. Como vulgarmente digo, “estoy a pelo”.
Por el contrario, salvo casos extremos –como en la “crisis punto com”- no tengo exposición neta negativa (ese fue mi grave error en el 2008, un año muy negro de mi historia bursátil, junto con el 2003).

Perdonarme pero no me puedo alargar más (aunque no lo parezca, invierto mucho tiempo en colaborar, pues intento hacerlo analizando y basando con datos y hechos, mis aportaciones) . Ayer no pude trabajar casi nada (salvo la colaboración sobre mi admirado W.Buffet), y hoy tengo mucho trabajo pendiente con la actualización semanal del AFDR.

Saludos,
http://www.apuntesdetrading.com/posting.php?mode=reply&f=2&t=600